Domingo, 26 de Marzo de 2017

Quiénes somos

2.jpg

La Fundación Bancaria Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Extremadura es una organización privada sin ánimo de lucro que procede de la transformación de la Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Extremadura, resultante de la fusión de Caja de Ahorros de Plasencia y Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Cáceres.

Se consideran entidades fundadoras la Liga Católica de la Ciudad de Cáceres y el Centro Social Católico de la Ciudad de Plasencia por haber fundado, respectivamente, la Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Cáceres en 1906 y la Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Plasencia en 1911, bajo la protección de los Obispados de Coria-Cáceres y de Plasencia.

La Fundación Bancaria Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Extremadura se crea por acuerdo de transformación, en cumplimiento de Ley de Cajas de Ahorros y Fundaciones Bancarias, de la Asamblea General de Caja de Extremadura, celebrada el 29 de julio de 2014, en la que se aprobaron asimismo los estatutos de la Fundación, la dotación fundacional de la misma y la composición del patronato. La Fundación está inscrita en el Registro de Fundaciones de la Comunidad Autónoma de Extremadura con el número 86/N.

La Fundación tiene como objeto, con carácter general, el fomento y el desarrollo de obras sociales, entre otras, las de carácter benéfico, cultural, asistencial, docente e investigador, y cualquier actividad que esté orientada al cumplimiento de sus fines institucionales, desarrollándolos en beneficio principalmente de la sociedad extremeña, pudiendo ejercer sus actividades también fuera de la región. La obra social podrá desarrollarse individualmente o en colaboración con otras entidades o instituciones públicas o privadas.

Patronato

El Patronato de la Fundación es el máximo órgano de gobierno, representación y administración de la Fundación Bancaria, y estará formado por los siguientes miembros:

 

Presidenta

Dª Pilar García Ceballos-Zúñiga

Vicepresidente

D. José Antonio Vega Vega

Vocales

D. Antonio Ventura Díaz Díaz

D. Luis Ignacio Díez Mateos

D. David Herrero Rubio

D. José Carlos Jurado Rivas

D. Francisco Javier Martín Daza

Dª María del Valle Naranjo

Dª Rosa María Perales Piqueres

Dª María del Carmen Pineda González

D. Ginés Rubio Lacoba

Dª Ana Gema Sánchez Peña

Director General

D. Antonio Franco Rubio

Secretario (no patrono)

D. Jesús Fernando Regidor Montero

 

Historia de la Caja de Extremadura

La Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Extremadura, conocida comercialmente como Caja de Extremadura, es una caja de ahorros extremeña y la entidad financiera más importante de la comunidad autónoma. Esta entidad nació el 19 de julio de 1990 como resultado de la fusión de la Caja de Ahorros de Cáceres (fundada en 1906) y la Caja de Ahorros de Plasencia (fundada en 1911).

La Obra Social de la Caja de Ahorros de Extremadura fue definitiva en los Estatutos Generales de 1990 y en los aprobados posteriormente por Orden de 5 de julio de 1996 de la Consejería de Economía, Industria y Hacienda de la Junta de Extremadura. Ambos textos ponen de manifiesto la función social de las instituciones de ahorro y establecen que además de la constitución de reservas, Caja Extremadura destinaría el resto de sus excedentes líquidos a la dotación de un fondo para su Obra Social. Aspecto éste que concretan los mencionados Estatutos de 1996, en los que se especifícaba la finalidad de este fondo y los ámbitos en los que se emplea: investigación, enseñanza, cultura, sanidad, servicios asistenciales, economía, fomento del empleo y cualquier otro que tenga carácter social

Está inscrita en el registro de Cajas de Ahorros de la comunidad autónoma extremeña con el número 4 y en el Registro Especial de Cajas de Ahorros del Banco de España con el número 2415. La integración de los organigramas administrativos, funcionales y representativos de las Cajas de Ahorro de Cáceres y de Plasencia conllevó la fusión, y con ella la necesaria definición y actualización, de sus respectivas Obras Sociales. Caja de Extremadura fue consciente desde el primer momento de la importancia de éstas, constituyendo para ello un elemento definitorio y distintivo respecto de las actividades crediticias. El proceso de asimilación de las distintas actuaciones acometidas por ambas comportó la unificación de algunas de ellas y la adecuación de otras a la nueva línea que comenzaba a definirse a partir de entonces, conservando la estructura de esas obras, reguladas por ley, y divididas en obra propia, en colaboración y ayudas del fondo social.

El 29 de julio de 2014, la Asamblea General aprobó la transformación de la entidad en una fundación bancaria, de acuerdo con lo previsto en la Ley de Cajas de Ahorros y Fundaciones Bancarias.